domingo, 25 de septiembre de 2011

ALGUIEN CAMINA SOBRE MI TUMBA

ALGUIEN CAMINA SOBRE MI TUMBA

Antes que muera este primer, unico día,
entre a mis ojos entrinado viento,
en rumor de hojas y cielo enmudezca mi luz.



I

Se ha enfadado la luz con la pared.
Oigo susurros,
cierto canto
que ya no puedo comprender.
Me siento de un cuero ajeno.
Se acaba el camino.
La visión enmudece, hace ya varias sombras
que mi voz se apagó.
Todo en mí desvanece.
Soy gota de aire
en el sueño de la tarde.
Agonizo.
Desconocidos
amortajan mi corazón...

II

Entredado
en sueño sin líneas,
huérfano de caricias,
apenas comprendo
que oscuridad mayor ha invadido
la madera que me cubre.

Pájaros fugaces
caen sobre la tierra, humedeciéndola?
Persiste el planeta
girando entre olas y espantos?
Hay afuera una guitarra
-entre hoja y sombra-
crucificada en el viento?

III

Hieren la tierra
para que en su vientre
queden sepultados mis pasos.
Mi noche de madera toca fondo.
Piedras, terrones...
Alguien repite canciones que yo conocí
en muertes anteriores.
Llantos
que apenas puedo percibir.

Desde los cipreses
debe haber caído como una águila la tarde.
Reina ahora infinito silencio.
Se han ido.

Entre todas las máscaras estuve solo.
Aún conservo
esta mezcla de miedo y asombro.
Arriba,
debe estar la oscuridad salpicada de zapiros.

*
Esta pequeña obra poética fue publica en su primera versión en l998.
La segunda edición fue publicada por Ediciones Pastora en 2011.

4 comentarios:

Paloma Hidalgo dijo...

Un placer leerlo de nuevo Carlos.

Un beso

R dijo...

Desde Ediciones Pastora, un Café con Literatos, decir mi admiración por esta obra y recordar que la 2ª edición está agotada. Los más inteligentes han sido los más rápidos.

Raquel Viejobueno Rodríguez dijo...

Obra de gran acogida y con un peso literario fastástico. un deleite, sólo decir que es un deleite.

Lisola dijo...

Gracias Carlos por tu presencia. Por tus palabras siempre bien acogidas. También por el placer de leerte y descubrirte, de entrar en tu tiempo y admirar tu obra, la obra de un maestro.

Un abrazo.